¿Zapatos? Evita éstos errores


Los zapatos son una pieza indispensable para cualquier mujer, sin importar el estilo, el tamaño o la forma, éstos serán nuestros mejores aliados a la hora de conjuntar nuestros atuendos. Por ello, en MODA LISTA te traemos cinco errores comunes,  que debemos evitar a la hora de utilizar calzados.  

Un error muy común es llevar zapatos que no te encajan perfectamente. Cuando los zapatos no te quedan a la medida y tus pies se empiezan a deslizar mientras caminas. Eso automáticamente es garantía de incomodidad y malestar.  Lo más seguro es que elegiste una talla de calzados demasiado grande o por extensión, muy anchos. Toma en cuenta que tu talla puede ir cambiando con los años. Entonces no te cases con una misma talla. 


Los zapatos “puntiagudos” suelen tener muy poco espacio en la parte de adelante, éstos tienden a ser muy estrechos, reduciendo el movimiento de tus dedos de una manera inhumana (así de exagerado es el asunto). Cuando existe la falta de espacio en tus zapatos, tus dedos lo sufren ya que todo el peso de tu cuerpo se centra en la parte delantera de tus pies. Por ello, en MODA LISTA, te aconsejamos no caer en dicho error. Elige calzados con más espacio en la parte de adelante, para que tus deditos puedan estar más cómodos.


Cuidado con el uso de zapatos excesivamente altos ya que con el tiempo pueden terminar causándote grandes daños a las plantas de tus pies, tobillos o rodillas. ¡Pero espera! Con esto no te estamos pidiendo que dejes de utilizarlos, muy por el contrario queremos que lo tomes en cuenta ya que según estudios realizados el tacón ideal es de “4,5 centímetros”, pero si eres de las que ese “pequeñito tacón no les va”. Existe algo tan sencillo como la plataforma delantera, ya que estos tienden a restarle centímetro al tacón, haciendo que sea más cómodos llevarlos.


Con esto hacemos referencia a ésos calzados que son "asombrosa-mente" hermosos a la vista pero que una vez te lo pones, son completamente inestables y carecen de soporte ya que lo único que lo sostienen son una línea horizontal en la parte delantera y una pequeñísima correa en el tobillo, dejando tu pies totalmente al descubierto (No me lo tomen a mal, son preciosos). Pero tu mejor opción es optar por aquellos estilos que se ajusten bien a la forma de tus pies, proporcionándote la estabilidad adecuada.


Llevar zapatos con tacones demasiado finos es un error que muchas de nosotras hemos cometido alguna vez. Los tacones gruesos te proporcionaran más equilibrio y estabilidad, logrando distribuir el peso de tu cuerpo de una manera más uniforme. Los tacones de cuña o “wedge” son mucho menos exigente para los músculos de tus piernas.  Entre más fino sea el tacón más impacto generará en tus pies. Con todo esto, bien puedes optar por llevar tacones finos en una celebración o evento especial, solo cerciórate de mimar tus pies al día siguiente.
Con la tecnología de Blogger.