Maquillaje según la forma de tus ojos

Cuando se trata de aplicar maquillaje en nuestros ojos todas tenemos diferentes objetivos, a veces lo queremos más brillantes, más grandes, más rasgados, más despiertos. Aprende a aplicar sombras, según la forma de tus ojos como toda una profesional. Si no sabes que forma tienes, te recomendamos los siguientes artículos: Formas de ojos o delinear según la forma de los mismos

SALTONES O PROMINENTES 
Son muy fáciles de identificar, la idea con el maquillaje es hacer uso de técnicas que permitan que éstos sean menos visibles. Por ello, debes mantener la forma natural de tus ojos, evitando los maquillajes demasiado recargados. Utilizando tonalidades claras, iluminando debajo de la ceja y por extensión, enfocando los tonos más oscuros en el pliegue externo. Aplica el delineador desde la parte del lagrimal hasta la parte de la esquina exterior y termina con una pequeña curva, estilo “cat eye” para estilizar y hacer lucir tus ojos más alargados. 

ALMENDRADOS
Son la “forma perfecta”, ya que se pueden maquillar y delinear de la forma que más te guste. Al ser unos ojos "simétricos", puedes optar por cualquier tipo de maquillaje, lo ideal es que sigas la línea natural de los mismos.  Las sombras en tonos cafés, tonalidades pasteles o cualquier otro, te irán increíblemente bien. Si quieres destacar su forma, delinea sólo la parte interna del párpado inferior.

JUNTOS O ESTRECHOS
Una característica para reconocer este tipo de ojos, es que tienen una distancia un tanto estrecha entre sí. Por ello, usa sombras en tonalidades claras para iluminar debajo de la ceja, inclusive en la esquina interior.  Mucho cuidado con empezar a delinear tus ojos desde el lagrimal, recuerda que ya están lo suficiente cerca y debemos lograr el efecto contrario.  Lo ideal es que maquilles tus ojos desde la mitad hacia afuera, rasgándolo para prolongar la línea al final de tus ojos, esto básicamente te dará la ilusión de que tus ojos se ven más separados. Agrega capas extra de rímel a esta misma altura. 

SEPARADOS
Son ojos que se ven pequeños con respecto al resto de los rasgos faciales ya que la distancia que los separa es muy visible. Delinea tus ojos desde el lagrimal finalizando justo en donde termina tu ojo, en pocas palabras delinea todo el contorno del ojo hasta el lagrimal, esto creará la impresión de cercanía y agrega sombras no demasiado recargadas en la esquina superior de tu ojo. Para balancear tu mirada, aplica rímel en las pestañas inferiores haciendo énfasis en la esquina interior.

CAÍDOS 
Los ojos caídos o hacia abajo, tienen esta apariencia cuando el párpado móvil parece ejercer peso sobre el ojo estando abierto. Queremos evitar a toda costa cuando te maquilles, la mirada triste o caída “droopy eyes”. En cuanto a sombras, divide visualmente tu párpado en tres y enfoca el color en la mitad del parpado para afuera, recuerda que los colores oscuros disimulan, es una regla a la que te puedes aferrar, también puedes iluminar el área del lagrimal, para lograr un “twist”. Y Desliza tu delineador favorito a lo largo de la línea de las pestañas superiores e inferiores desde la esquina exterior, hasta el borde interior del iris.

HUNDIDOS O PROFUNDOS
Una característica súper sencilla es que el párpado tiene la tendencia de ser más prominente en el borde externo, que en el interno. Este tipo de ojos son lo opuesto a los ojos prominentes o “saltones”. Presenta una sombra o “bolsa” aparente en la esquina interior de los ojos, o un hueco debajo del hueso de la ceja. Te recomendamos optar por sombras de tonalidades oscuras ya que estás tienden a disimular, aplica siguiendo su forma, siempre haciendo énfasis  en las esquinas superiores y el pliegue. ¡Mucho cuidado con recargar el maquillaje! Para delinear este tipo de ojos, traza una línea delgada con el delineador a lo largo de la línea de las pestañas superiores e inferiores.

ACLARACIÓN: Las imágenes y los consejos aquí presentados son lluvias de ideas. Recuerden que nada está escrito en piedra y nosotras podemos elegir lo que nos gusta y lo que mejor se adapta a nuestra personalidad y estilo.
Con la tecnología de Blogger.